"Indígenas desplazados en el oeste de Colombia por el conflicto armado"

Indígenas desplazados en el oeste de Colombia por el conflicto armado

Según el Servicio Jesuita a Refugiados, muchos indígenas se han desplazado de su territorio en el oeste de Colombia a causa del conflicto armado durante el 2014.

Folklore indígena
Detalles de los indígenas desplazados en el oeste de Colombia por el conflicto armado. (Foto: Twitter)

Hay más de 500 indígenas desplazados en el  oeste de Colombia a causa del conflicto armado, según los últimos reportes oficiales.

Los indígenas de la etnia Wounaan-Nonam han tenido que abandonar sus territorios en el oeste de Colombia debido a enfrentamientos entre guerrilleros y bandas criminales, según apuntó el Servicio Jesuita a Refugiados (SJR). La información facilitada por el SJR en un comunicado 527 wounaan nonam abandonaron sus territorios, situados entre los departamentos del Chocó y Valle del Cauca, entre el 27 de noviembre y el 1 de diciembre del 2014. Actualmente se encuentran refugiados en un polideportivo de la ciudad de Buenaventura (Valle).

Los indígenas se desplazaron como un mecanismo para proteger sus vidas y actualmente se encuentran en una situación humanitaria crítica ya que tienen dificultades para acceder a agua potable, alimentación, servicios de salud y alojamiento digno, según el SJR. El organismo también destacó que, en lo que va de 2014, se han producido tres desplazamientos masivos en la zona debido a los enfrentamientos que se producen entre las bandas criminales nacidas tras la desmovilización de los paramilitares y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), así como entre esos grupos e infantes de Marina.

En total, más de 1.400 personas, entre indígenas y poblaciones afrocolombianas, han tenido que huir a Buenaventura para protegerse de esos enfrentamientos y de posibles represalias por parte de los grupos armados ilegales. Asimismo, según denuncia el SJR, han tenido que sufrir varias aspersiones aéreas con glifosato, un herbicida altamente tóxico utilizado por el Gobierno para eliminar cultivos ilícitos y que ha causado graves problemas de salud a los indígenas.